Logo Creative Society SOCIEDAD
CREATIVA

El absurdo que alcanza su apogeo

5 de mayo de 2022
Comentarios

¡La posición más fuerte es la Verdad! Yendo con la Verdad, te haces más fuerte.

Igor Mijáilovich Danilov 

Hoy en día, hay pocas personas en el mundo que, no hayan oído hablar de las noticias falsas y del engaño y la venalidad de algunos medios de comunicación. En las condiciones de la sociedad de consumo, el periodismo, que se supone que debe informar objetiva y honestamente a la gente sobre lo que ocurre en el mundo, se ha convertido de hecho en una cierta mercancía. A veces, es una herramienta bastante cara y muy demandada para manipular la opinión pública y ganar mucho dinero. Mientras que algunos periodistas pueden ser comparados con los representantes de una de las profesiones más antiguas, pero no la nombraremos para no ofender a estos últimos con esta comparación. ¿Por qué? ¿Es realmente tan grave? Juzguen ustedes mismos...

Recientemente, apareció un artículo en una de las revistas más destacadas, en el que se acusaba infundadamente a los participantes voluntarios del proyecto "Sociedad Creativa" por sus acciones. Una de las afirmaciones clave era que la teoría del CO2 es la verdad absoluta y última y que todos los investigadores del mundo la apoyan, mientras que los que están en contra, como los participantes del proyecto “Sociedad Creativa”, son personas estúpidas y de mente cerrada que difunden mentiras sobre el CO2, y que se atreven a insistir en que el CO2 no es el principal factor del cambio climático en la Tierra, etcétera, etcétera.

Un juicio tan distorsionado se debe al hecho de que estos periodistas obviamente no han tenido tiempo de familiarizarse al menos superficialmente con lo que estamos discutiendo. Si estudiaran nuestros materiales aunque fuera un poco, se convencerían de que no negamos la presencia del CO2, pero decimos que no hay pruebas reales de que el CO2 sea la causa principal del cambio climático. Lo que decimos es que el CO2 es como la temperatura de un paciente. Una temperatura que muestra que hay un mal funcionamiento en el cuerpo. Pero es sólo un síntoma, no la causa de la enfermedad. Y también hablamos del hecho de que llevamos 40 años luchando contra el CO2 y gastando billones de dólares, pero sigue ahí. Nada ha cambiado realmente. ¿No es así?  

¡Las catástrofes climáticas no hacen más que agravarse y volverse más poderosas en su destructividad! ¡Y se llevan vidas humanas! Mientras tanto, para nosotros no se trata de simples números en las estadísticas o en los informes de noticias, ¡se trata de vidas humanas! Tal vez, estas vidas podrían haberse salvado (o al menos se podrían haber minimizado las víctimas) si no gastáramos tanto tiempo y esfuerzo en discutir y combatir las consecuencias en lugar de resolver el problema de raíz. Pero mientras continúen estos juegos engañosos, las manipulaciones de la opinión pública y los tabúes hipócritas de la ciencia en aras del dinero y los títulos, mientras las declaraciones y los hechos hipócritas estén en el papel, pero no en la acción, nosotros -las personas- seguiremos muriendo a causa del cambio climático. Sin embargo, ¡somos personas y queremos vivir! No queremos morir por la codicia o la estupidez de alguien. O por la cobardía de decir la Verdad. Esto es de lo que estamos hablando.

Una mentira de una persona a otra es como una daga que atraviesa el corazón de un ser humano, mientras que las mentiras de un periodista, un bloguero o un político, que pueden ser escuchadas por muchas personas, ¡son un arma de destrucción masiva! Eso ya es bastante grave. Así que surge una pregunta: ¿cuál debería ser la actitud hacia quienes causan un daño evidente a la humanidad? Desgraciadamente, como podemos ver, en las condiciones del formato consumista, tales inhumanos disfrutan del éxito, son alabados y apoyados. Sin embargo, ¿qué utilidad tiene esa actitud para la propia comunidad humana? En una sociedad normal, debido a la nocividad de sus actividades, tales individuos engañosos habrían sido aislados de la sociedad y se habrían dedicado a trabajos socialmente útiles, como trabajar en minas, canteras, etc.

Tal vez, el ejemplo que se da a continuación no represente la gravedad y la tragedia de la situación, pero al menos es una cierta analogía.

Imaginemos la sociedad como un organismo único, como un perro, por ejemplo. No hay que ofenderse por tal comparación, no hay nada ofensivo en este animal, y por cierto, la humanidad actual no ha ido muy lejos de una manada de animales salvajes. Sin embargo, volvamos a nuestra alegoría. Así, hay un solo organismo en el que hay parásitos, por ejemplo, los ácaros. No sólo chupan la sangre del organismo, llevando un estilo de vida parasitario, no sólo pueden infectar al organismo con una enfermedad peligrosa, sino que también despotrican sobre la nocividad del agua limpia o de los champús que eliminan todo lo dañino del cuerpo. Los ácaros gritan en voz alta: "¡Oh, no, no uses agua limpia ni champús especiales! Son extremadamente dañinos para el cuerpo, lo matan. Exigimos que la comunidad mundial reconozca que el agua es dañina y la prohíba". El perro ya está enfermo, gimiendo y muriendo, todo el mundo puede verlo, pero los mentirosos gritan, y la farsa continúa...

Seguramente esto suena absurdo, y el ejemplo en sí no es del todo apropiado y no refleja toda la esencia de lo que está sucediendo. Sin embargo, en su absurdo y estupidez se acerca a lo que está ocurriendo. ¿No es absurdo que los mentirosos parásitos maten a la gente con sus mentiras? Al fin y al cabo, cada día, el clima -nuestro enemigo común- se lleva por delante cientos de miles de vidas humanas. Mientras tanto, estos mentirosos guardan silencio sobre la amenaza real y el alcance de lo que está haciendo el clima, con lo que básicamente lo ayudan. Al mismo tiempo, acusan de mentir a quienes dicen la verdad. Esa es la paradoja de nuestros tiempos difíciles, cuando los mentirosos corruptos acusan a la gente honesta.

Hubo un filósofo en el siglo pasado que dijo: "La mentira es una reacción de la escoria a la verdad". El problema hoy es que este puro absurdo se ha convertido en una mercancía ofrecida a los consumidores por estos ácaros del periodismo, por así decirlo. Pero, ¿qué deben hacer los consumidores? Ciertamente, para las personas que ya se encontraron con las mentiras o la parcialidad de varios medios de comunicación, publicaciones como ésta, por el contrario, se convierten en una señal o un marcador de que: "Bueno, si estos mentirosos acusan a esas personas de algo, lo más probable es que estas últimas no sean culpables de nada, sino que, por el contrario, estén haciendo algo bueno, ya que provocaron tal reacción". O bien: "De acuerdo, déjame comprobar la información por mí mismo y saber más sobre lo que dicen y hacen estas personas, porque si esos mentirosos reaccionan de tal manera, significa que estos tipos están haciendo algo bueno y útil".

Sin embargo, además de estas personas que piensan, analizan la información y comparan los hechos, también hay otras. Tomemos, por ejemplo, a una persona que está cansada. Va en el metro después de un agotador día de trabajo; está extremadamente cansada y perezosa, y lee en su smartphone un artículo de esos garabatos corruptos, acompañado por el monótono sonido de las ruedas del tren. Y el siguiente mensaje se graba en su cerebro: "El cambio climático global es una mentira; son sólo alarmistas que hacen cundir el pánico. En realidad, no todo es tan terrible. Los científicos resolverán ahora el problema del CO2, todo irá bien, así que yo, mi familia y mis hijos, a los que quiero mucho y por los que trabajo como esclavo en las plantaciones, viviremos felices para siempre..."

La persona quiere creer en ello porque no tiene nada más a lo que aferrarse. Porque aún no conoce la alternativa a todo este absurdo: ¡la Sociedad Creativa! En cuanto a la sociedad de consumo, también ofrece una selección de sustancias auxiliares para mantener al esclavo en condiciones de trabajo: el alcohol, las drogas, los juegos (entretenimientos), así como el "opio para la gente" - la religión. Elijan, señoras y señores, y no digan que no tienen elección.

Sin embargo, ¿cuál sería el panorama si la persona cansada de nuestro ejemplo viajara en el metro y conociera la Verdad? La Verdad de que el cambio climático global en la Tierra es una consecuencia de los procesos que tienen lugar en el espacio, y que el CO2 es una enorme y exagerada falsificación, esencialmente un negocio multimillonario. Ahí es donde la cita de Puzo sería más apropiada: "Es sólo un negocio. Nada personal". La escala de este negocio es tal que sólo el año pasado, ¡¡¡más de 630 mil millones de dólares fluyeron hacia los bolsillos de alguien!!! ¡¡Sólo en el último año!! Mientras que este tema ha sido exagerado durante más de 40 años. ¡¡¡No hay solución al problema, sólo hay resoluciones, reuniones, charlas, y toneladas de dólares!!! Además, los apetitos son cada vez mayores, así que con esas cifras es muy fácil contratar a periodistas engañosos para que escriban artículos patrocinados. Incluso se puede jugar a lo grande y contratar a periódicos y canales enteros, e incluso ordenar una "investigación" en las redes sociales, eso ya es una especie de etiqueta que obliga a proteger los ingresos. Así, todo el mundo está más o menos contento, incluidos los dueños del pastel empresarial de cientos de miles de millones (¡la vida es estupenda para ellos!), los escribas corruptos (sus servicios están en uso), e incluso la pobre persona del metro (se siente más segura, como anestesiada).

Pero, ¿qué pasará mañana? Después de todo, el cambio climático global asociado a la ciclicidad cósmica es un hecho científico. Es un hecho indicado por muchos científicos. Es un hecho probado por la arqueología y que nos muestra claramente que la Tierra ya ha experimentado ciclos similares. Es un hecho que puede ser probado por la estadística elemental e incluso por los datos disponibles públicamente. Es una estadística ordinaria, generalmente accesible, pero que demuestra obstinadamente que todos estos procesos están ganando impulso, están vinculados y se sincronizan. Y el enemigo común de la humanidad, el clima, que no hace más que ganar fuerza hoy, no perdonará a nadie: ni a los propietarios de empresas multimillonarias (tiene esperanza en sus búnkeres, pero los búnkeres no les salvarán!), ni a los periodistas corruptos ni a los colaboracionistas de todo tipo en general; el clima no perdonará a nadie en absoluto. Es despiadado. Ni siquiera perdonará a la pobre persona del metro porque es un proceso cíclico. Es un hecho regular, por así decirlo.

Cada 12.000 y 24.000 años, estos procesos tienen lugar independientemente de los deseos de la gente. Estos procesos no pueden ser sobornados, el clima no puede ser corrompido; no necesita todo el dinero del mundo. Es sólo un proceso determinado que se pone en marcha, y tiene que tener lugar. La única manera de evitar las consecuencias desastrosas de este proceso es construir la Sociedad Creativa. Una sociedad en la que la humanidad, consolidando sus esfuerzos y uniendo todo su potencial, como una unidad sólida, pueda superar y atravesar esta difícil etapa de su desarrollo.

Sin embargo, volvamos a nuestro ejemplo de la persona en el metro. ¿Qué debe hacer, al ser engañada y manipulada por las mentiras de los medios de comunicación? Este es el punto principal. Toda la esencia y el sentido de este artículo es precisamente ocuparse de las personas a las que les resulta difícil, en las rígidas condiciones del formato consumista, verificar, analizar y correlacionar la información. Como ya hemos señalado anteriormente, para la categoría de personas que pueden hacerlo, tales provocaciones y falsificaciones por parte de los medios de comunicación son incluso útiles porque crean las condiciones para que dichas personas verifiquen, comprueben y comparen la información por sí mismas y, por lo tanto, hagan su elección plena y consciente: ¿Mentira o Verdad = Muerte o Vida?

Sin embargo, para las personas apretadas y oprimidas por el formato consumista, la tarea es más difícil. ¡Por lo tanto, es muy importante que la Verdad aparezca en el espacio informativo mundial por cualquier medio y en un alcance aún mayor! Para que la gente tenga la oportunidad de ver y conocer la Verdad en todas partes: en la comunicación con sus amigos, familiares y conocidos, en los medios sociales, en la mensajería instantánea, en la televisión y la radio, en los anuncios y artículos, a través del arte... ¡en todas partes! ¡Esta información debe estar por todas partes para que la gente pueda aprender la Verdad en medio de los montones de mentiras y falsificaciones! ¡Porque todo lo que está sucediendo es en realidad una ocasión y un impulso para una activación y consolidación aún mayor de los esfuerzos de todas las personas de buena voluntad en todo el mundo para informar a la humanidad sobre la Sociedad Creativa!

Así, volviendo a nuestra persona del metro, cuando ya conoce la Verdad, se crean las condiciones para que asuma la responsabilidad de su propia vida y de la de sus hijos, familiares y amigos. Entonces, junto con los otros 8.000 millones de personas, mientras tengamos tiempo hoy, podrá utilizarlo de forma correcta, constructiva y razonable. ¡Por el bien de la supervivencia de todos! Hoy todavía podemos cambiar la situación, y para ello necesitamos unir todo el potencial científico y tecnológico de la humanidad. En este caso, incluso esta persona, cansada y oprimida por el formato consumista, puede realmente hacer mucho. Por ejemplo, cuando viaja en el mismo metro, en lugar de leer mentiras asesinas, puede hacer circular la Verdad entre sus amigos y conocidos en las redes sociales, difundir información sobre la Sociedad Creativa y ¡decir a la gente que la Sociedad Creativa es la única salida para la humanidad! Puede hacerlo para que ni su vida ni la de su familia dependa de las acciones de los mentirosos asesinos del periodismo.

¡Por eso es muy importante que esta persona y todos los demás como ella se enteren de la Sociedad Creativa! ¡Por eso son muy significativas las acciones de todas las personas, de todos aquellos que comprenden la importancia de construir la Sociedad Creativa y hacen todo lo que está a su alcance para informar a la humanidad sobre esta oportunidad única lo antes posible! Y por eso en el mundo actual es tan importante, tan valiosa, la posición honesta y objetiva de los participantes del proyecto universal “Sociedad Creativa”, que comparten la Verdad con todas las personas de la Tierra. ¡La Verdad es la principal armadura que tiene la humanidad hoy en día! ¡La Verdad es nuestra oportunidad de supervivencia! ¡La Verdad es el principal recurso de la humanidad! ¡La Verdad es el potencial salvador de la humanidad! Por lo tanto, queridos amigos, ¡compartamos sólo la Verdad entre nosotros para aumentar nuestro potencial y sobrevivir!

El 7 de mayo de 2022, en la plataforma del proyecto internacional “Sociedad Creativa”, tendrá lugar un evento único a escala planetaria: el Foro "Crisis Global. Somos personas. ¡Queremos vivir", en el que la humanidad entera volverá a escuchar la Verdad! ¡La Verdad que nos da esperanza de supervivencia! ¡La Verdad que nos inspira a actuar! ¡La Verdad que nos hace libres, fuertes y capaces de superar conjuntamente todos los retos de nuestra difícil época! ¡Invitamos a toda la humanidad a este Foro porque nos concierne a todos!

 

Autor: Elchin Akhmedov,

voluntario del proyecto “Sociedad Creativa”

Dejar un comentario

Comentarios (2)

  • Maru
    06.05.2022   |   19:07
    Gracias por confiar y difundir la verdad. Juntos podemos. Es simple!!
  • Ayda Gaitan
    06.05.2022   |   16:13
    Querido amigo, un gran artículo. Solo debemos pensar que si esos falsos periodistas mencionan a la Sociedad Creativa es porque en algunos lugares tienen la certeza que muchas personas ya estamos despertando y viendo la realidad. Puede que digan cosas horribles pero puede que hagan eco en algunas personas que se interesen en saber qué es la SC y al investigar también se les caiga la venda de los ojos y se conviertan en un voluntario más porque tiene quieren un mundo mejor. Gracias por tus palabras e investigación.